domingo, 22 de febrero de 2009

belleza francesa

Las mujeres francesas tienen la fama de ser sensuales y ultra chic. El estilo de las francesas es más sencillo que el de otras mujeres pero siempre se ven chic y a la moda.

Las francesas en realidad tienen un estilo sin complicaciones y hasta gastan menos que otras mujeres. Estos son algunos de los consejos que creemos pueden ayudar a cualquier mujer a verse más bella, sofisticada, sexi y a la moda:Mostrando el cuerpo. Como buenas latinas las francesas no tienen miedo a mostrar su cuerpo con ropa tallada (nunca apretada). No esconden su peso ni su cuerpo. No tienen temor de mostrar el cuerpo a su pareja. Ser sexi es un estado mental. Las francesas no se visten para verse sexi, se sienten sexi. Para ellas ser sexi es un estado mental. Comen disfrutando plenamente de la comida. Las francesas se sientan para comer y nunca comerían directamente del tarro. Comen muy poco fuera de las comidas y merienda establecidas. El comer con placer es importante porque se come despacio disfrutando plenamente de cada bocado, masticándolo y sintiéndose satisfecha sin llenarse.Las francesas se cuidan mucho la piel. No en vano muchos de los mejores productos de belleza son franceses. Si la piel es saludable se usa poco maquillaje. Ropa. Las francesas prefieren calidad a cantidad. Tienen roperos chicos por lo que no pueden comprarse tanta ropa. Son muy cuidadosas en cada pieza que compran. Tienden a tener piezas sueltas y no trajes completos.Accesorios. Usan muy bien los accesorios incluyendo pañuelos. La ropa interior es tan importante como la ropa exterior. Usan ropa interior de alta calidad, la cual cuidan mucho. La lencería interior bonita las hace sentirse sexi.Nostalgia. Tienden a tener algunas piezas de ropa o accesorios antiguos que recibieron de sus abuelas.Siguen la moda sin ser esclavas de ella. Sus piezas de ropa más caras con piezas clásicas que no pasaran de moda fácilmente. El estilo francés es sencillo. Nunca se sobrecargan de nada incluyendo joyas, perfume o accesorios.

Las tendencias. Las siguen, pero no se convierten en esclavas de ellas. Las prendas más costosas de las francesas suelen ser aquéllas que nunca pasan de moda.

La sencillez. Ni demasiado maquillaje, ni demasiados accesorios, ni demasiado perfume.

La distinción en la mesa. La mujer francesa disfruta el momento de comer, convirtiéndolo en un ritual. Come y bebe de todo pero en pequeñas cantidades.

Costumbres

A las francesas les agrada que los visitantes hagan esfuerzos por hablar en su lengua, aunque sea con un pésimo acento. Son mucho más cordiales cuando perciben el interés del visitante que cuando le miran indeciso e incapaz de arriesgarse. Rara vez responden en otro idioma aunque lo conozcan muy bien.

Las mujeres francesas, especialmente las parisinas, visten con una elegancia que no tiene que ver con sus ropas o adornos, sino más que nada con la gracia que imprimen a sus movimientos, andares y gestos.

Entre las costumbres más importantes de las habitantes del país está la asistencia a espectáculos teatrales, musicales y cinematográficos. Siendo Francia la cuna del cine, sus pobladores devoran con asiduidad lo que la industria produce, especialmente la cinematografía nacional, porque, un rasgo muy propio de los galos es el amor a las producciones de su patria.

1 comentario:

Bebedores do Gondufo dijo...

Good blog.
Portugal
http://abebedorespgondufo.blogs.sapo.pt/